El discapacitado mental y el deporte PDF Imprimir E-Mail


En lo que concierne a las necesidades esenciales, típicamente humanas, las similitudes entre las personas normales y las personas discapacitadas, son más numerosas que las diferencias.


Esta afirmación de base es esencial. En este contexto, es importante alcanzar una visión que nos caracterice sobre todo como individuos y por lo tanto como expresión y portadores de nuestra cultura.

En el encuentro y en las reflexiones sobre las personas discapacitadas debemos en primer lugar buscar el acercamiento desde nuestro ser. No debemos considerar ya desde el primer momento la discapacidad, la cual nos muestra y nos hace experimentar los denominados límites.

Podemos tomar realmente en serio a una persona con discapacidad, solo cuando estamos constantemente en la búsqueda de cuanto une nuestras existencias.

Ciertamente lo que nos divide, la disyunción, el tic, el comportamiento particular, lo exótico, ejerce una atracción en nosotros. Es lo que se ve en un primer momento, lo que nos obliga directamente a confrontarnos con la otra persona.

El sentido de confrontación no puede se únicamente la discapacidad o disyunción.

Se trata por el contrario de la visión global del individuo con una discapacidad, y por lo tanto es muy importante la búsqueda de cuanto tenemos en común.

Una existencia discapacitada no es por lo tanto algo “exótico” o distinto de la norma, sino una variante normal de la existencia humana.

Una particularidad de todos los adultos con discapacidad mental es el aumento de la dependencia social. Para organizar su vida dependen en gran parte de la ayuda del prójimo, ellos necesitan del apoyo para manejar su existencia. ¿Y nosotros?.

Es nuestro deber brindar soluciones para la organización de la vida en todos los aspectos (trabajo, vivienda, tiempo libre, etc.) de manera natural, competente y generosa.

No necesitamos objetivos especiales para discapacitados mentales, estos objetivos de base no deben y no pueden valer solo para los discapacitados mentales, estos valen para todos los individuos:

  • Seguridad material y existencial.
  • Satisfacción de los deseos relativos a conocimiento y capacidad.
  • Satisfacción de búsqueda, creatividad y realización personal.
  • Satisfacción de deseo y relación con los demás.
  • Desarrollo de su propia personalidad.
  • Trasmisión de valores éticos y morales.

Existen personas con capacidades diferenciadas, con defectos y cualidades, saber reconocerlos es uno de los deberes principales de cada docente encargado de una actividad con discapacitados mentales.

 

Fuente: Luciano Fabián Orsatti, Deporte para discapacitados mentales, Stadium, 2004.

Lic. Martín A. Villar ENDEP

 
< Anterior   Siguiente >
JSN ImageShow - Joomla 1.5 extension (component, module) by JoomlaShine.com

Redes Sociales

Encuestas

¿ Cuantas veces a la semana cree que debe entrenar para estar bien fisicamente ? (Como deportista am